Close

Semillas de Lino. Omega 3, Vitaminas y mucho más…


¿Es el lino un súperalimento? ¿Qué puede aportar a mi dieta? ¿Y a mi organismo? ¿Sirve para adelgazar? ¿Cómo se consume? ¿Dónde se compra? Cuando oímos hablar de un nuevo súperalimento saltan las alarmas en nuestra cabeza en forma de dudas y preguntas, pero lo cierto es que si se han ganado este calificativo generalmente suele ser por algo.

Más allá de campañas de marketing para vender más determinados productos y de las polémicas que se crean en su entorno, la realidad nos dice que con un poco de información se puede determinar si este título es merecido o no.

Y para eso estamos nosotros, para informarte con total confianza y resolverte todas estas dudas. En este caso en concreto vamos a hablarte sobre el lino, un alimento que se consume en semillas y que tiene preparados muchos aportes para el cuerpo humano, así que presta mucha atención y toma nota, porque hoy te hablamos de la linaza y todas las alegrías que puede llegar a darte.

Qué es el lino

semillas-linaza

El lino, que científicamente es conocido como Linum Usitatissimum, pertenece a la familia de las lináceas y es una plata herbácea. Se trata de un vegetal oriundo de Oriente próximo cuyo origen se establece en las zonas cercanas al río Nilo, desde donde se ha utilizado desde hace varios milenios y se ha ido extendiendo a lo largo y ancho del planeta; sin embargo, su mayor productor en la actualidad es Canadá.

A pesar de que lo que más nos puede interesar desde nuestra perspectiva son sus valores nutricionales y los aportes que pueda hacer a nuestro organismo, hemos de tener en cuenta que se ha utilizado para otros menesteres como es, por ejemplo, el más destacado de todos: la fabricación de diversos tejidos.

En cuanto a lo que respecta a lo culinario, gastronómico y nutritivo, este vegetal destaca por sus semillas, las cuales han sido utilizadas -también de manera milenaria- para la elaboración de harinas y la extracción de aceites, presentaciones que con el paso del tiempo le han llegado a valer para ganarse el indiscutible calificativo de súperalimento.

Por eso se encuentra en nuestra lista de los súperalimentos que son semillas.y por eso queremos hablarte de él.

Cultivo del lino

El cultivo del lino se debe desarrollar de un modo u otro según sus variedades y los objetivos a los que va a destinarse; no se lleva a cabo de la misma manera si se trata de la fibra que si es para el aceite.

En lo que a nosotros nos concierne, la vertiente nutricional, la linaza requiere de suelos templados o más bien cálidos con bajos niveles de humedad, aunque en determinadas etapas la sequía puede llegar a resultar letal.

Si nos referimos al suelo, este súperalimento precisa de tierras medias, que no sean ni muy duras -su semilla es muy pequeña y no puede romper-, ni muy sueltas y permeables -puesto que su raíz también es pequeña-. En cuanto al abonado del lino, siempre que se trate de nutrientes naturales -como nosotros recomendamos-, éste agradece aportaciones en nitrógeno, fósforo y potasio, entre otros.

En Europa la siembra suele llevarse a cabo en primavera, y la cosecha siempre dependerá del estado de la hierba y de su destino final, recogiéndose cuando esté en plena madurez y comenzando a amarillear para la elaboración del aceite.

Para qué sirve el lino

Las semillas de lino son, como hemos dicho, un súperalimento que, además, se puede considerar incluso muy por encima de este calificativo.

Puesto que no se utiliza únicamente en lo que respecta a la alimentación, podríamos hablar de un vegetal extremadamente versátil y todoterreno, ya que no sirve solamente como material para elaborar telas y prendas de ropa, sino que también es muy útil para los cuidados de la piel, una de las partes de nuestro cuerpo más maltratadas y que, gracias a sus altos contenidos en Omega 3, puede ser hidratada prácticamente de manera milagrosa gracias al aceite de linaza.

A nivel alimenticio, podemos señalar muchas de las ayudas que nos pueden ofrecer tanto las semillas de lino tal cual, como las harinas o aceites derivadas de esta hierba. Así pues, cuando alguien te pregunte para qué sirve este súperalimento, ya sabes que puedes sentarte a charlar un rato presumiendo de tu nuevo ingrediente con argumentos muy serios. Te damos algunos más al concretar en sus propiedades y beneficios.

semillas-lino

Propiedades y beneficios del lino

Como veníamos diciendo, el aceite de lino es rico en Omega 3, pero esta hierba presenta, además, muchos otros componentes que son, precisamente, los que hacen que sea tan especial.

Así, nos referimos por ejemplo a nutrientes como son, por ejemplo, su alto contenido en proteínas, los minerales que tanto necesita nuestro organismo, como el fósforo, el magnesio, el hierro o el potasio, y vitamina E -con altos efectos antioxidantes- y algunas del grupo B. Asimismo, sus fitoquímicos se consideran grandes fortalecedores del sistema inmunitario.

Pero, si nos centramos en lo más importante, ¿en qué se traduce todo esto?

En un gran efecto en numerosos procesos inflamatorios y en muchas enfermedades, teniendo consecuencias tales como la prevención del cáncer o la lucha contra el estreñimiento. Enfermedades cardiacas, sobrepeso y obesidad, falta de vitalidad y fatiga, malas digestiones, problemas de piel y cabello, diabetes, estrés, úlceras estomacales o retención de líquidos, son algunas de las dolencias que se pueden ver contrarrestadas gracias al consumo de lino, un súperalimento que también es desintoxicante, anticoagulante, regulador de la tensión arterial.

Contraindicaciones y efectos secundarios del lino

Sin embargo, afirma el dicho popular que toda rosa tiene su espina, y aunque en el caso del lino no son demasiados, también cabe señalar algunos efectos negativos que se pueden llegar a dar en su consumo.

Como siempre indicamos, hay personas que presentan cuadros de alergia al ingerirlo, mostrando algunos síntomas y reacciones nada agradables que deberían prevenirse y consultarse con el doctor al más mínimo indicio.

Por otra parte, otros aspectos a considerar en el ámbito de las contraindicaciones de este súperalimento están ligadas con algunos problemas intestinales y, más concretamente, con el conocido síndrome de colon irritable, puesto que sus consecuencias podrían ser contraproducentes, convirtiendo al lino en un vegetal completamente desaconsejable para los pacientes que padecen este problema. Sin embargo, en el caso de las mujeres embarazadas, al contrario de lo que pueda parecer, se trata de un alimento altamente recomendable.

Lino para adelgazar

Además de todas las propiedades y todos los beneficios anteriormente señalados, lo cierto es que la linaza nos tiene preparada otra sorpresa, algo que comparte y tiene en común con muchos otros súperalimentos. Seguro que sabes de lo que estamos hablando. Efectivamente, nos referimos a su capacidad para mantener la línea, algo que tiene lugar gracias a varios motivos derivados del consumo de estas semillas.

En primer lugar, se trata de un ingrediente que nos ayuda a saciar fácil y rápidamente nuestro apetito al ingerirlo, lo que nos ayudará a mantener a raya nuestra dieta, mientras que, por otra parte, es diurético y desintoxicante -gracias a su alto contenido en fibra que arrastra todo lo pernicioso a su paso-. Por último, también nos supone un aporte en cuanto a ácidos grasos considerados como positivos.

Cómo tomar la linaza

pan-semillas-lino

Si llegados a este punto estás empezando a caer conquistado por el lino, posiblemente te estará asaltando alguna preocupación; ¿y si no me gusta? Nosotros te vamos a tranquilizar explicándote la gran solución a esta tesitura: existen varias maneras diferentes de ingerir sus componentes, por lo que no tendrás que limitarte únicamente a la que no te guste.

Puedes consumir las semillas al natural -algo muy recomendable- utilizándolas como ingrediente en sopas, panes o ensaladas, o puedes consumirlo en aceite dándole el mismo uso, puesto que se trata de un complemento perfecto que, incluso, también te podrías beber; las harinas extraídas de este vegetal son otra opción muy apetecible, puesto que sirve para elaborar panes y otros productos similares a los derivados del trigo, pero con un sabor diferente y bastante agradable.

Los compuestos en los súperalimentos están también a la orden del día, dada la cantidad de individuos que por unos u otros motivos no pueden consumirlo al natural, así que el lino no iba a ser menos y también podrás ingerirlo mediante extractos envasados.

Dónde comprar semillas de lino

A la hora de comprar las semillas de lino, también puedes estar tranquilo, puesto que, al ser uno de los súperalimentos más conocidos y comunes de nuestra lista, podrás encontrarlo en cualquier sitio.

Por supuesto está presente en Amazon para comprarlo por Internet. Te presentamos una comparativa de productos seleccionados:

Además, puedes encontrarlo combinado con otras semillas, para aportar más propiedades, como en estos casos:

Por otra parte, donde a buen seguro encontrarás las semillas al natural, harinas y aceites -tanto para la alimentación como para el cuidado de la piel- será en los herbolarios, los cuales, evidentemente, también te pueden ofrecer compuestos y extractos de linaza.

Otros super alimentos que te ayudarán en tu dieta:

¿Has incluído ya las semillas de lino en tu dieta? ¿Qué te parecen? Deja tu opinión en los comentarios y cuéntanos tu experiencia.


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…
Scroll Up