Close

Té Verde. Una Bebida Deliciosa con un Montón de Propiedades ¿Quieres Conocerlas?


La naturaleza nos dota de grandes regalos para la salud, y sin ningún género de dudas el té verde es uno de ellos. ¿Por qué decimos esto? Pues porque este producto, además de tener un sabor delicioso, es sinónimo de longevidad y de salud. Por eso, se ha ganado el honor de entrar en nuestra lista de súperalimentos.

Se trata de la tercera bebida más consumida del mundo, por detrás del agua y el café. Fue en el año 250 a.C. cuando comenzó su consumo para proporcionarle al agua hervida buen sabor. Después, como tónico medicinal. Así, hasta que su popularidad creció de manera que se convirtió en una bebida mística. Ello dio lugar a rituales y tradiciones para tomarlo. Y a partir de ese momento, se ha ido expandiendo hasta alcanzar fama a nivel mundial.

Son tantas sus propiedades y beneficios que lo convierten en un gran aliado de la salud. Se debe especialmente a la elevada proporción de antioxidantes que contiene, altamente beneficiosos para los órganos y los distintos sistemas corporales.

te verde

Una taza de infusión de té verde resulta deliciosa. Tanto caliente como fría, constituye un importante remedio, rápido, eficaz y natural para los problemas de salud más frecuentes.

Por eso, el té verde se ha convertido en una bebida que cada día gana más seguidores a nivel mundial, y esto no es debido únicamente a su sabor. Cuando lo pruebas, te encuentras tan bien y aporta tanto beneficio a tu salud que ya no quieres dejar de consumirlo. Es otra de las fantásticas plantas consideradas súper alimentos como pueden ser la especia cúrcuma, la stevia, la equinácea, la maca, la moringa o incluso el reishi el hongo milenario.

¿Quieres saber más acerca de esta fantástica planta? A continuación te contamos todo lo que necesitas saber respecto a ella.

Qué es el té verde

El té en general es la infusión que se prepara con agua caliente y las hojas secas después de haber sido molidas o con los brotes que provienen del arbusto Camellia Sinensis.

El té verde procede del mismo arbusto que el resto. La diferencia es que esta clase se produce sin que haya oxidación. Es decir, el proceso consiste en que después de la recogida de las hojas, estas se secan y se fragmentan muy rápidamente para que no dé comienzo el citado proceso de oxidación.

Es por este motivo que tiene un sabor más fresco que el resto de tipos de tés, y por eso no se consume ni con azúcar ni con leche.

Existen diferentes tipos, como son: Sencha, Zhū chá y Gyokuro, cuyo nombre significa rocío de jade, debido a la tonalidad verde pálido que adquiere la infusión.

El té verde contiene importantes minerales como hierro, flúor, sodio, fósforo, calcio, magnesio, potasio, silicio, níquel, cobre y aluminio. Aunque no todos resultan solubles cuando las hojas envejecen.

También contiene taninos catéquicos y flavonoides como el quercetol, miricetol y kenferol. Cafeína, teobromina, teofilina y, aunque en pequeñas cantidades, vitaminas A, C, E, B y P.

Por todo ello, el té verde está considerado como aquel que más principios activos beneficiosos para la salud contiene.

Cultivo del té verde

El cultivo del té verde se realiza en zonas húmedas y cálidas del planeta. Principalmente en Asia. Países como China continental, Indonesia, India, Japón, Sri Lanka, Nepal, e incluso en otras naciones como son Kenia, Argentina o Australia.

Esto es debido a que esta planta donde mejor se adapta es en climas tropicales y subtropicales, puesto que necesita una cantidad de lluvia de unos 1250 mm por año, aproximadamente. De hecho, los mejores lugares donde se cultiva están situados a una altura superior a los 1.500 metros. Esta altitud hace que el crecimiento sea más lento y por este motivo, que las hojas tengan un sabor más intenso.

El arbusto se poda para que no mida más de 2 metros de altura. Así, de esta manera la recolección de las hojas es más fácil. Es a partir del tercer año cuando el arbusto está a pleno rendimiento y tiene más hojas.

Nada más terminada la recolecta las hojas se secan calentándolas, así les quitan la humedad, para evitar que comience el proceso de oxidación.

Para producir el té verde, las hojas se calientan mediante platos calientes o vapor. Después son apisonadas con un rodillo, se vuelven a calentar y, por último, se apisonan de nuevo para obtener la máxima calidad.

Para qué sirve el té verde

Como ya te hemos comentado, el té verde es uno de los que más propiedades y beneficios posee dentro de la amplia familia de los tés. ¿A qué es debido? Pues el motivo principal es el alto contenido que tiene de antioxidantes, al poseer muchos flavonoides.

Aunque describiremos con más profundidad los beneficios que para la salud tiene, es necesario destacar que destruye los radicales libres que nuestro organismo produce, y que son los responsables del proceso de envejecimiento.

De modo que sirve para prevenir y aliviar numerosas dolencias. De hecho, la medicina tradicional china lo lleva utilizando desde hace siglos. De igual manera, hay multitud de estudios científicos que avalan su uso para determinados problemas de salud.

Por tanto, podemos decir con seguridad que se trata de un súper alimento con una categoría muy elevada.

Propiedades del té verde

Una vez que conozcas las numerosas propiedades que el té verde posee, se convertirá en un complemento indispensable en tu dieta que consumirás al igual que en Japón, es decir, diariamente. De hecho este es uno de los países considerados más longevos, y uno de los motivos es el elevado consumo de té verde.

te verde propiedades

Como ya hemos indicado, una de las propiedades más importantes del té verde, es el hecho de que contiene vitamina E unida a los flavonoides. Por tanto, esta importante unión lo convierte en un complemento ideal para destruir los radicales libres que nuestro organismo produce y almacena. Por eso posee propiedades que resultan muy útiles para luchar contra el envejecimiento.

Debido a sus propiedades altamente oxidantes, también resulta muy eficaz en la prevención contra el cáncer, al evitar el envejecimiento y la oxidación celular.

También posee importantes propiedades adelgazantes, también fortalecedoras del sistema inmunitario e incluso protector de los dientes.

Aunque culinariamente no tiene demasiados usos, medicinalmente se considera un gran remedio con una eficacia muy alta.

Beneficios del té verde

Son tantos los beneficios del té verde que ya en el año 1211, Eisei Um, monje budista, escribió acerca de él lo siguiente: “el té posee un extraordinario poder para prolongar la vida”.

Y así es, puesto que ralentiza los procesos de envejecimiento, por lo que posee un importante efecto anticancerígeno. Además de ser de gran ayuda en la prevención de arteriosclerosis y de enfermedades cardiovasculares.

Es sumamente beneficioso en dietas de adelgazamiento, no solo porque no aporta calorías, sino porque además tiene efecto depurativo y ligeramente excitante que activa el metabolismo.

te verde beneficios

También es muy útil para reforzar el sistema inmunitario, aumentar las defensas y combatir las infecciones.

Y quizás uno de los beneficios menos conocidos, pero no por ello menos importantes, es que debido a que contiene flúor ayuda a la prevención de la aparición de caries y además protege el esmalte dental.

Entre sus numerosos beneficios incluye ser de ayuda en enfermedades como el Parkinson, Crohn e incluso mareos.

Al igual que agiliza el pensamiento, combate el estrés, mejora la memoria y el estado de ánimo.

Contraindicaciones y efectos secundarios del té verde

Como todo en esta vida, a pesar de lo beneficioso que resulta el té verde para la salud, cualquier exceso es malo. Todo tomado en su justa medida es bueno.

No debemos obviar que, aunque en menor medida que el resto de tés, este también contiene teína, que es un estimulante como la cafeína. Por tanto, consumir más de 5 vasos al día puede ser peligroso. Provocará nerviosismo, trastornos del sueño, acelerará el ritmo cardíaco, dolor de cabeza, aceleración del sistema nervioso, etc.

Debido a este motivo, si tomas medicación, estás embarazada o en período de lactancia, lo mejor es consultar al médico antes de consumirlo, porque no es muy adecuado tomarlo, e incluso puede resultar perjudicial.

Por último, si sufres de trastornos nerviosos, ansiedad, insomnio, problemas cardíacos, etc., no es aconsejable. Tampoco en aquellas personas que sufran de anemia, puesto que los taninos que contiene limitan la absorción de hierro.

Tampoco debe tomarse excesivamente caliente, al igual que ninguna bebida, puesto que pueden perjudicar gravemente el esófago.

Cómo tomar té verde

La manera más usual de tomar té verde es mediante infusión. Lo podemos encontrar tanto en bolsitas como directamente las hojas para incorporar al agua caliente.

La infusión puede ser tanto caliente como fría. En el caso de la fría, además de tomarse sola, se puede incorporar a batidos o mezclarlo con frutas e incluso helados y granizados, puesto que proporciona un sabor muy bueno y refrescante.

Además, se puede consumir en cápsulas o comprimidos si no te gusta la infusión, no tienes tiempo de prepararla o te resulta más cómodo.

Dónde comprar té verde

Su uso está tan sumamente extendido que se puede encontrar casi en cualquier superficie de alimentación grande o pequeña. También está disponible en herbolarios, farmacias, parafarmacias y por supuesto a la venta a través de Internet. En Amazon puedes encontrar una gran variedad de marcas que comercializan este tipo de té.

Como puedes comprobar, el té verde es una planta muy accesible para cualquier persona.

Esperamos que te haya gustado el articulo y que nos ayudes compartiéndolo en redes sociales.

Otros súperalimentos que te pueden interesar:

Súperalimentos semillas: Como son la quinoa o quinua, la espelta, el lino o la chia

Súperalimentos que son frutos: como la Garcinia Cambogia, la leche del coco, la aceituna y su aceite, las bayas de Goji, y los frutos del acai.

Súperalimentos que son algas: Como el alga espirulina o el alga clorella.


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…
Scroll Up